Abr 25 2015

Un año abriendo puertas

Ha pasado un año. El almanaque anuncia el paso indetenible del tiempo y las miradas agradecidas de mis amigos,- antes desconocidos o conocidos solo del mundo literario -advierten satisfacción. Nos reunimos para celebrar el aniversario del proyecto, un sueño que nombramos Grafomanía y que cada vez nos sorprende. Es el espacio ActivArte No.11, hay un momento en que me parece incierto.
IMG_5014
Ha pasado un año. Ya somos 36 los que nos sumamos a esa lista de jóvenes que andamos con cuadernos, libretas o memorias USB cargadas de poemas, cuentos, o sencillamente algo que llamamos creación.
Ya somos 36 los que nos hemos creído en serio que somos escritores a pesar de reconocer que nos falta mucho para publicar nuestra obra, conocer de literatura y andar por las calles con el reconocimiento de todos.
Ha pasado un año. No en vano. En el núcleo estrecho de esos que asisten a este espacio, están mis amigos, mis hermanos, mis confidentes, una familia que quiero y siento mía al extremo de extrañarla y empujarla al triunfo.
No en vano han sido las reuniones después de las cinco de la tarde, los espacios, de las seis cada tres semanas que muchas veces se extienden y llegamos a casa a encontrarnos un mar de silencio, los encuentros con los niños sin amparo filial los domingos, el día del descanso, el día de dedicarle a nuestros hijos algo de tiempo, sin embargo, los arrastramos con nosotros, lo hacemos parte de la gran familia y nos sentimos dichosos de que aprendan a hacer el bien, a dar lo que tienen sin interés, a regalar no lo que sobra, sino lo que es necesario ofrecer.
Ha pasado un año. No somos los mismos. Ya tenemos obras publicadas en revistas, carnet de la AHS, premios en Juegos Florales, evento provincial y nacional de talleres literarios.
Ya tenemos un concurso internacional, el único de la provincia. Nos costó el sacrificio y la ayuda de muchos amigos, pero lo tenemos.
Ya tenemos un espacio protagonizado por los jóvenes, para todos. Un espacio por el que han transitado cientos de personas y donde se han promocionado nuestros miembros, se han presentado concursos, boletines, proyectos, libros, revistas y autores. Un espacio donde se presenta la literatura con mirada joven hasta convertirlo en una presentación cultural y comunitaria más que un encuentro literario.
Ya tenemos blog, página en redes sociales, correo electrónico, logotipo, spot televisivo y boletines.
Ya tenemos un espacio en la radio y la televisión donde se extienden nuestros mensajes a los guantanameros, donde se convoca y se insta al amor por la literatura y el hábito de lectura.
Ya tenemos la condición de RELEVANTE en la VII Edición del Concurso Premio a la gestión de Buenas Prácticas sostenibles de Intervención Comunitaria para el desarrollo local convocado por el Proyecto El Garaje y el Centro de Superación para la Cultura, y el reconocimiento de los guantanameros.
Ha pasado un año. No de ver pasar el tiempo sino de aprender a compartirlo. Valorar nuestras potencialidades y nuestra capacidad humana, esa que nos hace desprendernos de lo nuestro para ponerlo en función de los demás. Esa por la que mensualmente aportamos parte de nuestro salario o estipendio para verlo revertido en regalos para premios, pasajes para jurados residentes en otras provincias del país, juguetes para niños o el vino con que cerramos cada espacio.
Ha pasado un año. Algunos nos juzgan, otros nos censuran por no ser como ellos quieren, la mayoría nos apoya. Nunca las mayorías mienten, aunque pueden estar equivocadas. Las mayorías siempre son un medidor y siempre ganan. El que quiera que hagamos más, que apoye más, que se sume a nuestra gran familia y no se siente a criticar, porque lo que hemos logrado este grupo de jóvenes aparecidos de la nada, nadie en la historia de la literatura guantanamera lo ha hecho.
Y no es que sea trascendental, sino que hay que reconocer el impulso y la vibra con la que trabajamos en función de la comunidad, regalando nuestras creaciones y las creaciones de otros escritores a aquellos que no asisten a espacios literarios, llevamos un mensaje a los niños y jóvenes y les mostramos la riqueza que puede experimentar el ser humano a través de la lectura.
No siempre construir a partir de la nada, fructifica y ese es nuestro triunfo, aparecer, hacer y recoger los frutos de abrir puertas más allá de nuestras propias fronteras.
Ha pasado un año, solo un año, pero serán muchos en los que celebremos la creación de un proyecto como Grafomanía, capaz de penetrar en el corazón de tantas personas y revertir la vida y creación de los jóvenes escritores guantanameros.

Por: Yes Ramírez

Enlace permanente a este artículo: http://grafomania.cubava.cu/2015/04/25/un-ano-abriendo-puertas-al-futuro-de-la-literatura-guantanamera/

3 comentarios

    • Jorge Luis Sánchez Feria on 1 julio, 2015 at 7:17 pm
    • Responder

    Para mi que soy miembro del proyecto y vivo en un municipio de la provincia de Guantánamo ha sido un año muy satisfactorio, a pesar de que se me ha hecho difícil la participación en las diferentes actividades. Grafomanía ha penetrado en mi corazón y más que en mi corazón en mi familia, amigos, compañeros de trabajo y la comunidad en fin, en donde se le ha dado promoción al proyecto, hablándoles de las actividades, del grupo de jóvenes escritores de la provincia de Guantánamo. Espero que en el futuro nuestro proyecto pueda romper barreras y salir fuera del ámbito citadino de nuestra provincia y realizar espacios literarios y de promoción en otros municipios y comunidades. Estamos orgullosos de nuestros resultados hasta el momento.

    • Sorahabell on 20 julio, 2015 at 8:19 pm
    • Responder

    No pertenezco al proyecto, pero cuando participo, me voy con aires diferentes, más que una familia es como una inyección de vitaminas que llena la mente y el cuerpo de energía positivas. Y aunque me ausente de muchos de los encuentros me siento como parte de él, porque hace que realice mis sueños de editora y fotógrafo.

    • Yendri Olivares Cardoza on 23 julio, 2015 at 5:23 pm
    • Responder

    Hola Buenas Tardes , hace pocos dias tuve el Gran Privilegio de haber asistido por una Invitación de una amiga , al taller de Grafomanía, a pesar de no ser un Integrante del Proyecto, me senti como en Familia, rodeados de amigos y amigas que comparten una misma Idea , que es la pasión de leer y escribir , la lectura los llena de alegría , de emoción y les llena espiritualmente el alma y los corazones. Son un Grupo de Jóvenes prometedores del futuro de la Literatura Cubana.

    Les deseo a sus Integrantes, éxitos, que no se detengan nunca y sigan adelante, estos son los espacios que se necesitan para Formar a la Juventud Cubana.

Deja un comentario

Your email address will not be published.